×
CHAT

Estudiante de ULACIT es el ganador de la promoción ‘A la U de cero a cien’

  • La entrega del carro Toyota del año y una beca 100% en ULACIT por un año se llevó a cabo el miércoles 3 de febrero por la tarde.

 

Con gran alegría, Andrés Ramírez Murillo recibió la tarde del miércoles 3 de febrero las llaves de su nuevo Toyota C-HR y un certificado que lo hace acreedor de una beca 100% en ULACIT por un año.

 

Sin duda, la suerte tocó la puerta de Andrés la tarde del sábado 30 de enero del 2021, un joven de 19 años de edad y estudiante de Administración de Negocios de ULACIT.

 

Hace aproximadamente tres meses se enteró de que ULACIT estaba rifando una beca 100% y un carro Toyota C-HR 0 kilómetros. Estaba con unos amigos, uno de ellos comentó sobre la promoción, A la U de cero a cien, y todos entraron a participar en la promoción. El sábado 30 de enero del 2021 se realizó el sorteo; Andrés ganó.

 

“No pensaba jamás que me lo iba a ganar. Participé hace tres meses porque entre los amigos lo comentamos, sin ninguna expectativa. Todavía no lo puedo creer. Hoy, días después sigo sin creerlo”, afirma el ganador.

 

“Tanto la beca como el carro son una ayuda súper grande. Es un empujón enorme para mi vida estudiantil y económica, pero también para mi futuro laboral me ayudará demasiado. Estoy muy agradecido con ULACIT. Sigo sin creerlo, es demasiado raro que le pase esto a uno”, dice.

 

Adriana Álvarez, Vicerrectora de servicios estudiantiles de ULACIT, entregó el certificado de la beca 100% a Andrés Ramírez este miércoles 3 de febrero en Ciudad Toyota.

Adriana Álvarez, Vicerrectora de servicios estudiantiles de ULACIT, entregó el certificado de la beca 100% a Andrés Ramírez este miércoles 3 de febrero en Ciudad Toyota.

 

El sorteo se realizó el 30 de enero en Ciudad Toyota, con la participación de representantes de ULACIT y un abogado notario público. Fue transmitido mediante el perfil de ULACIT en Facebook. Cuando se anunció que Andrés era el ganador, fue contactado de inmediato, vía telefónica.

 

“En ese momento, cuando me llamaron, yo estaba esperando un Uber. Contesté porque pensé que era el Uber. Me empezaron a decir que era lo de la rifa del carro y la beca y pensé que era una broma, por eso estaba tan serio en la llamada. Entonces puse el teléfono en speaker y entré al Facebook para ver si era cierto, y sí lo era”, relata.

 

A partir de ese momento comentó la noticia con sus papás y con sus amigos más cercanos. “Varios amigos lo vieron en redes sociales también, me mandaban la historia que subió la cuenta de ULACIT en Instagram, con mi nombre. Fue increíble. Al principio mis papás también pensaron que era broma, me decían que no diera datos porque podía ser una estafa”. ¡Pero no!

 

Futuro empresario

 

Andrés ingresó el año pasado a ULACIT, tras darse cuenta que la carrera y universidad que había elegido inicialmente, en realidad no era lo que él quería.

 

“Ingresé en el segundo cuatrimestre del 2020 a ULACIT a estudiar Administración de Negocios. En realidad, primero estuve en la UCR, en Ingeniería Industrial, pero después del primer año de carrera me di cuenta de que me gustaba más el tema empresarial y que me gustaría tener la oportunidad de trabajar en cosas diferentes y en un ámbito más grande. Además, desde pequeño he querido tener mi negocio propio”, explica Ramírez.

 

Hijo de una administradora de empresas y de un arquitecto, ambos con negocios propios, Andrés decidió cambiarse de carrera y buscar lo que es más afín con sus planes y con lo que ha aprendido de sus padres. “Siempre he estado interesado en sus trabajos y en ver cómo es que manejan sus empresas. Por eso creo que me pasé de carrera”, afirma.

 

Su nueva etapa universitaria hasta ahora ha sido positiva, especialmente por la metodología de enseñanza. “El método de ULACIT me ha gustado muchísimo. Es diferente al colegio y a la UCR. No son tantas horas de clase con los profesores porque la idea es que sea uno el que se interese e investigue más. Usualmente uno estudia solo lo que le dan los profes en clase, pero en ULACIT no”, agrega.

 

Entre los planes de Andrés está desarrollar un negocio propio, pero cree que es prematuro para pensar en cuál área le gustaría emprender. Sus objetivos a corto y mediano plazo están centrados en su preparación académica.