Current Issues deteccion y prevencion de fraude

Published on mayo 23rd, 2016 | by UReporter

0

Detección y prevención del fraude: desvelando las banderas rojas

Por: María José Salazar Aguirre. Estudiante de Psicología de ULACIT.

La pasada tarde del 19 de mayo, ULACIT acogió a una de sus egresadas para que dictara una conferencia sobre la detección y prevención del fraude. Gabriela Castro, quien actualmente cursa su maestría, cuenta con más de 15 años de experiencia en la multinacional Procter & Gamble, donde ejerce el cargo de gerente global de Auditoría de Compras.

Definiendo el fraude. Por fraude se entiende cualquier acto intencional u omisión designada para engañar a otros, resultando para la víctima el sufrimiento de una pérdida y para el perpetrador la obtención de una ganancia. Según la expositora, existen tres tipos básicos de fraude: la corrupción, la apropiación indebida de activos y la alteración de los estados financieros. De todos ellos, este último es el que provoca mayor impacto económico a las empresas.

Perfil del perpetrador. Según las estadísticas, el fraude se comete en todos los niveles organizacionales: gerencia, empleados, clientes y proveedores. De entre ellos, los hombres cometen un mayor porcentaje de fraude en comparación con las mujeres; se sugiere como explicación hipotética la discriminación por género que otorga a los hombres mayores oportunidades laborales. Adicionalmente, los típicos perpetradores son individuos de mediana edad y sin antecedentes penales. Cabe recalcar que mientras más tiempo tenga el empleado de laborar para la empresa, mayor será la pérdida para esta.fraude

El triángulo del fraude. El criminólogo Donald Cressey propuso la teoría del triángulo del fraude para explicar cómo se materializa este acto. En él intervienen tres variables: oportunidad, presión y racionalización. La oportunidad tiene que ver con las circunstancias favorables que permiten cometer un fraude. La expositora califica como “banderas rojas” a los controles pobres, a la falta de supervisión y de segregación de funciones. Alega que dentro de una compañía, “una misma persona no debería tener tanto poder”. La presión se relaciona con el estilo de vida y las expectativas personales del empleado, así como con la cultura corporativa imperante del “no importa cómo” con tal de obtener los resultados deseados. Por último, incide la racionalización, la cual opera como un mecanismo de defensa mediante el cual el empleado justifica sus actos. Dentro de las afirmaciones racionales comunes, la expositora rescata las siguientes: “yo lo merezco”, “todo el mundo lo hace”, “la compañía puede costearlo”, “no estoy haciendo daño a nadie”.

Previniendo el fraude. A nivel de prevención, la expositora comenta que la educación del empleado es fundamental y que se debe incluir un entrenamiento para detectar las banderas rojas y cómo reportarlas. Dentro de los controles internos y externos, sugiere que las políticas y procedimientos ─así como las transacciones─ estén siempre debidamente documentados y autorizados. Asimismo, que existan auditorías, tanto planeadas como imprevistas. “Las mejores revisiones son las revisiones no planeadas”, afirma. Otros factores importantes incluyen la separación adecuada de roles y la salvaguardia de los activos.

En el siguiente video Castro amplía sobre su experiencia detección y prevención del fraude en la compañía P&G.

La conferencia estuvo llena de incentivos para los participantes, quienes se llevaron muestras de productos de Procter & Gamble por cada respuesta atinada. La expositora se despidió del público afirmando que el fraude es una realidad global, que es vital romper con la estructura del triángulo del fraude y generar conciencia sobre las banderas rojas. “No hay que dejar la ventana abierta”, recordó.

Tags: , ,


About the Author

ULACIT Reporter



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 6 = 3

Back to Top ↑