Current Issues Sin donantes2

Published on noviembre 5th, 2014 | by UReporter

0

Sin donantes no hay trasplantes ¿ya le comunicó a su familia si donaría sus órganos?

  • 600 personas están en lista de espera por trasplante de córnea
  • 150 pacientes esperan por un riñón

Por: Xualá Tobal
Estudiante de Derecho de ULACIT

El pasado martes 28 de octubre la Dra. Rosa Hurtado, médico especialista y coordinadora del Área de Donación y Trasplantes del Hospital México, compartió con los alumnos de ULACIT la importancia de la donación de órganos en nuestro país, detalles del proceso de donación y trasplante, así como su preocupación por una creciente escasez de donantes en Costa Rica.

 La doctora puntualizó la importancia de que cada uno de nosotros comunique a su respectiva familia el deseo de ser donante. Esto en tanto que la donación se hace principalmente por la buena voluntad tanto de la familia del donante como de los doctores que desean brindarle un tratamiento más a un paciente. Según la Dra. Hurtado, la lista de espera más grande en el país es la lista del trasplante de córnea, con 600 personas en espera. Seguidamente, hay un aproximado de 150 pacientes en lista de espera por un riñón.

 En relación con el marco jurídico, el 22 de abril de 2014 se aprobó la nueva Ley de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos Humanos o Ley 9222, que regula las actividades relacionadas con la obtención y utilización clínica de órganos y tejidos humanos, incluidos la donación, la extracción, la preparación, el transporte, la distribución, el trasplante y su seguimiento para fines terapéuticos. Actualmente el Ministerio de Salud se encuentra trabajando en el reglamento de dicha ley.

 Un candidato ideal para la donación de órganos es una persona que, en la mayoría de los casos, sufre un accidente en donde el cerebro fue el órgano principal dañado. En el momento en que el paciente llega al hospital,  aún con el máximo esfuerzo llevado a cabo por los doctores del centro del salud para salvarlo y evitar un daño absoluto, el cerebro mismo sufre de lo que conocemos como muerte cerebral. Dicha muerte cerebral debe ser demostrada tanto en forma clínica por medio de un especialista, como en forma gráfica por medio de estudios electroencefalográficos.

 En los años 2011 y 2012, la Dra. Hurtado realizó un estudio en el Hospital México sobre las causas de muerte de los donantes de órganos y llegó a la siguiente conclusión:

Sin donantes

La doctora indicó que actualmente existe una escasez de donantes, sin embargo, afirmó que el donante de mayor edad en el mundo fue una señora de 83 años que, gracias a su excelente función renal, pudo donarle uno de sus riñones a un hombre de su mismo rango de edad que dependía de un donante para sobrevivir. Es aquí donde la Dra. Hurtado resaltó que “todos podemos ser donantes”, pero que además de que actualmente las personas no se encuentran informadas sobre la donación, existe un deber de respeto absoluto ante la negativa de la familia del donante de no continuar con el proceso de donación y trasplante. Asimismo manifestó que a nivel familiar, muchas veces la donación ayuda en el proceso de duelo de la familia donante al saber que gracias a su donación van a poder ayudar a otra persona.

 A nivel mundial, existen contraindicaciones absolutas y relativas para los donantes:

En Costa Rica se hacen trasplantes de pulmón, de corazón, de hígado, de riñón, de intestinos, de piel, de vasos sanguíneos y de córnea. El primer trasplante de pulmón en Costa Rica se llevó a cabo el año pasado, cuando una familia dijo sí a la donación.

La Dra. Hurtado lanzó una invitación para que todos podamos ser parte de ese equipo, hablando y estando de acuerdo en que la donación es posible. Todos podemos ser donantes, pero además se requiere de condiciones y requisitos que deben ser cuidadosamente estudiados a la hora de analizar si una persona es apta para donar órganos.

 Con respecto al modelo de donación y trasplante de órganos que se está tratando de implementar en cada hospital del país, éste consiste en las siguientes etapas:

Sin donantes3

En conclusión, la doctora nos invita a convencernos de conversar con nuestras familias y mostrar abiertamente nuestro deseo de ser donantes en caso de sufrir una lesión cerebral grave. De tal manera que si cada uno de nosotros se crea una conciencia de donación de órganos y lo vamos transmitiendo de generación a generación, a futuro podríamos llegar a ser nosotros los beneficiarios de la conciencia pro donación.


About the Author

ULACIT Reporter



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 − = 4

Back to Top ↑