Current Issues Aventura Universitaria

Published on febrero 9th, 2013 | by UReporter

Mejor la universidad por todos los años luz

Alejandra Morún
UReporter

Es común escuchar y ver como los muchachos y las muchachas cuando están en su último año de colegio de repente se les desborda una especie de amor y melancolía al caminar los últimos días por los pasillos, saludan a todos los profesores (incluyendo a los que más decían odiar) y hasta empiezan a ver bonito cada rincón de las instalaciones. Toman intensidad las conversaciones del baile de graduación, donde continuarán la fiesta y no puede faltar la famosa “serenata”. Todas estas son actividades típicas de los colegiales en su último año, dentro de los grupos de amigos se juran amistad eterna, continuar viéndose seguido, incluso los que siempre tuvieron roses, el último día se les ve dándose la mano como buenos amigos.

Sin duda el colegio es una etapa hermosa de nuestras vidas, pero como toda etapa, esta debe cerrar su ciclo para abrirse brecha a una mejor. Claro está que ya no veremos a nuestros compañeros de colegio a diario, pero la mayoría vive cerca de nuestras casas y en los barrios vecinos. También muchos entrarán a trabajar aparte de estudiar y la rutina diaria de cada uno se verá con grandes cambios; sin embargo, hay que tener siempre presente el hecho de que todo cambio si es asumido con positivismo es capaz de sacar el mejor provecho en la vida de cada uno.

En la universidad cada quien elige que estudiar. Ya se acaban esas clases de matemática o español donde estábamos obligados a prestar atención y estudiar materia que por momentos nos parecía escrito y explicado como en algún tipo de lengua muerta que no llegamos a conocer. Por otro lado, no solo elegimos tomar una carrera de nuestro gusto, sino que también podemos dejar en el olvido el estrés de que por una sola materia reprobada debemos repetir todo el año junto a las materias que si fueron aprobadas.

Si hablamos de amigos, la universidad es mucho mejor. En el colegio veíamos a los compañeros a diario pero siempre entre clases donde había que prestar atención y al final del día de regreso a casa. Con los amigos en la universidad generalmente luego de clases se puede salir a comer o a algún tipo de eventos y actividades de interés común ya con mayor libertad e independencia que en tiempos de colegio no se tenían a ese nivel. Conocemos personas que nunca pensamos que podrían pasar por la vida de cada uno, gente llena de color y vida que dejarán su huella en el corazón de cada persona llenándonos la vida de nuevas enseñanzas y experiencias para los próximos pasos y decisiones que esperan ser tomadas más adelante.

Así como una vez aprendimos a dar nuestros primeros pasos sin la ayuda de un adulto que nos llevara de la mano, entramos a la escuela e hicimos nuestros primeros amigos, luego pasamos al colegio y empezamos a vivir una etapa de adolescencia es hora de dar un paso mayor, dar cabida a nuevas experiencias en nuestra juventud llenándonos de conocimientos y formación que nos dará un futuro de calidad según nuestro propio interés y asumiendo un camino de independencia para convertirnos en adultos que sacamos provecho de nuestras vidas en lugar de quedarnos estancados en un ciclo que le corresponde a los menores que vienen detrás. Es hora de asumir el reto de la aventura de crecer y formarse como profesional.

Tags: ,


About the Author

ULACIT Reporter



Back to Top ↑